“Observar, escuchar, jugar, leer los labios e intentar reproducir”.
¿Por qué el inglés a esta edad?

Aprovechando que son fisiológicamente muy receptivos, los más pequeños empezarán a adentrarse en el inglés de forma interactiva desde el primer momento. El dominio de más de una lengua facilita el acceso a oportunidades educativas y favorece el desarrollo social, cultural y cognitivo.

¿Qué expectativas tenemos?
  • Preparar a los niños para entender y aceptar diferentes modos de pensar.
  • Ofrecer una educación que no se centre sólo en la lengua materna.
  • Facilitar el estudio de lenguas extranjeras en edades posteriores y conseguir que el aprendizaje sea divertido.
¿Qué intentamos conseguir?
  • Aceptar a los teachers, esas personas que hablan “raro”.
  • Imitar gestos.
  • Cumplir órdenes sencillas.
  • Reproducir palabras del vocabulario trabajado.
  • Que las primeras palabras en su lengua materna y en inglés surjan de sus labios de forma simultánea.
¿Cómo lo hacemos?
  • Siguiendo un proceso natural de adquisición de la lengua materna.
  • Jugando, cantando y contando cuentos.
  • Simulando situaciones reales, cotidianas y familiares.